Home
Banner
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

 

ENTREVISTA A TERE PRIOR

Hoy nos vamos a Mallorca a entrevistar a nuestra veggierunner Tere Prior.

Dicen las más ancianas del lugar que cuando era pequeña se cayó en una olla gigante donde estaban haciendo geles para corredoras, y que desde entonces no puede dejar de correr.

Acabaréis antes de leeros El Quijote que el curriculum deportivo de Tere. Sus actividades van desde el running al yoga, de la escalada al ciclismo, del aeroyoga a la natación, padel surf,…

Y además nos tiene acostumbrades a verla en el pódium día sí y día también!!!

Hoy hemos aprovechado uno de sus momentos de relax para hacerle unas cuantas preguntas. A ver Tere

UDV: ¿Cuántos kms has corrido a pie + en bici + nadando + treking…? ¿Hay algún ordenador que pueda calcular esa cifra?

IMG-20171108-WA0015Pues muchos, muchísimos, pero yo preguntaría: ¿cuántos kilómetros hubieras recorrido si hubieras tenido más tiempo?... Desde que corro apunto todos mis entrenos y carreras en un registro informático, también guardo (en una carpeta tipo A-Z) todos los dorsales de mis competiciones en los que apunto el tiempo de cada carrera. Comencé a hacer deporte desde muy pequeñita, pero a correr desde hace 8 años, cuando cumplí los 40. Unas zapatillas de regalos y un pulsómetro fue el inicio del cambio. ¿Qué cuantos kilómetros?....pues en lo que va de año, exactamente: 2.683,79 km, si bien los últimos años me salía una media de 3.700 anuales debido a que entrenaba mucho más volumen, hasta que me di cuenta que bajando un poco el volumen he podido rendir más, porque estaba sobre entrenada. En resumen ya bien sea, de bici, natación o correr, cada día me salen unos 10 km en movimiento. Algunos pensarán que es mucho, otros que es poco, a mí me parecen suficientes, pero no bastantes, de tener más tiempo haría más.

UDV: De todos los deportes que te hemos visto practicar, ¿cuál es el que más te gusta? ¿Por qué?, ¿qué sientes al practicarlo?

El correr por montaña, es mi pasión, en la montaña me siento viva, disfruto del contacto con la naturaleza, de la energía, de la sensación de libertad, de la unión con el universo, es el deporte que más me aporta pero para poder afrontar retos y competiciones debo hacer otros, son entrenos cruzados, dónde la bicicleta, el yoga y la natación ayudan mucho y por ello los practico. De todas formas debo comentar que desde hace dos veranos en Mallorca ha comenzado a practicarse swinrun, modalidad deportiva que me encanta, es súper divertida y si hubiera competiciones todo el año igual te contestaría que mi deporte favorito es el swin run.  Consiste en nadar, correr, nadar, correr...vas haciendo transiciones, siempre con tus zapatillas puestas, son distancias cortas; normalmente los tramos más largos de natación son 500 metros, pero los hay de 50, 100 o 150 y los más largos de correr suelen ser 3 ó 4 kms, pero hay tramos de 300 ó 400 metros. Es súper chulo y en Mallorca el entorno enamora, las aguas son piscinas gigantes y la costa por dónde se hacen estas pruebas es montaña baja llena de caminos y senderos.

UDV: Tú has hecho muchas carreras, y nos consta que no solo en las Islas, sino por todo el mundo. De todas esas carreras y pruebas deportivas ¿De cuál es la que conservas mejores recuerdos?

IMG-20171108-WA0013Es cierto, por aquello del destino no tenemos hijos y toda nuestra capacidad de ahorro y todos los días de vacaciones del año van destinados a viajar para participar en carreras de montaña. Gracias a ello conocimos al equipo UDV en una carrera en Chiva y por ello hemos conocido a corredores de muchos lugares y eso es un acicate más para seguir viajando mientras la salud y la economía doméstica lo permitan. En cuanto a mis viajes el otro día comprobé que en los últimos 8 años he viajado 58 veces, yo os digo que son todas las vacaciones de los últimos años fraccionadas en viajes de 3, 4 o 5 días. He corrido en todas las CCAA de España, he corrido en Francia, Alemania, Andorra, Eslovenia, Rumanía, Polonia, Italia, Marruecos, Argentina...De todas guardo bonitos recuerdos, de todas, pero tal vez correr en Villa La Angostura (Argentina) en la K-42 de allí fue muy especial, aunque también me acuerdo de las carreras más largas (Trail Walker, 101 de Ronda o las que he hecho por etapas como la Rioja Ultra Wine, las 3 Trails de Ibiza o la reciente Euráfrica).

UDV: ¿Y hay alguna que no te gustara o que no recomendarías nunca? ¿Por qué?

En realidad no; todas están preparadas con cariño e ilusión por parte de las organizaciones y aunque haya de mayor o menor calidad y los paisajes sean más o menos bonitos no quiero pronunciarme sobre la que no recomendaría. En general en todas he disfrutado y lo mejor es acudir a las pruebas sin una idea preconcebida así (para bien o para mal) todas te sorprenden.  Mi máxima es no repetir carreras. Hemos repetido alguna por cercanía o porque todo ha cuadrado pero no repetimos casi nunca  por mucho que nos haya gustado esa carrera para así seguir descubriendo lugares y conociendo personas, pese a ello este año si todo va bien queremos volver al Ocejón para conocer a otros veggies a los que sólo conocemos virtualmente por el faceboock)

UDV: Hay una carrera en concreto que nos gustaría que nos explicaras un poco. Se trata de la Ultra de Transylvania que hiciste con Ramón. Las fotos que vimos en aquella pendiente imposible con la nieve y la niebla eran realmente espectaculares. Cuéntanos un poco de ese pedazo de aventura.

IMG-20171108-WA0025La carrera (y el viaje) fue una pasada, este año era uno de nuestros tres o cuatro objetivos. La carrera salió del castillo del "Conde Drácula" (leyenda curiosa) en el corazón de Rumanía. El país nos gustó y la carrera también pero ha sido la carrera más épica en la que hemos participado. El día no parecía malo del todo, el día antes sí que había llovido, pero la carrera comenzó bien. A medida que ganábamos altura la cosa empeoró y llegó un momento en que la niebla no te dejaba ver ni a tres metros. Estábamos casi en la zona más alta y no veíamos cintas ni nada de nada, sólo oíamos gente gritar en lo que suponíamos que quería decir: ¡por aquí, por aquí!...Allí íbamos haciendo grupitos de cuatro o cinco personas y después de ir y venir localizamos el camino. Llegamos a un punto de control  minutos antes de la hora de corte y detrás llevamos a más de 100 personas que todavía estaban perdidas, dejaron continuar a todos y desde este punto comenzamos una nueva subida por una pared vertical de nieve (hielo), casi mil metros de desnivel dónde parecía una cordada del Everest, pasito a pasito. Pero:¡¡ espectacular!!.  Al llegar a lo más alto de este lugar la niebla se fue disipando pero desde entonces comenzó llover intensamente. Seguimos sumando kilómetros y cuando faltaban diez kilómetros para meta tuvimos dudas en un cruce, al final nuestra intuición nos hizo girar a la izquierda, a los 15 kilómetros nos encontramos con un albergue y resulta que nos habíamos equivocado y estábamos en un punto de la Ultra y nosotros hacíamos la Trail. Llevábamos ya 60 km y 12 horas de agua, niebla...y nos dijeron que habíamos de invertir el camino así que en realidad de haberlo hecho nos quedaban unos 48/40 más por lo que decidimos retirarnos allí. De todas mis competiciones sólo me he retirado en la ultra Cavalls del Vent (me cogió la noche en el km 44 y me entró algo de miedo al ir sola y me retiré) y en Transilvania. Al día siguiente contactamos con una amiga catalana que había corrido la misma carrera para interesarnos qué tal le había ido y nos comentó que en su vida había pasado tanto miedo, se perdió junto con su pareja y aparecieron en otro refugio a más kilómetros de meta, también se retiró. La organización comentó que habían saboteado la carrera, les habían quitado cintas, etc...al final nuestra sensación de haber sido unos "pardillos" desapareció ya que decenas de personas se perdieron y muchísimas abandonaron por esas pérdidas y por las condiciones climáticas. Pero disfrutamos mucho y nos encantó la experiencia, carrera aconsejable 100%.

UDV: Explícanos cuál es tu secreto para salir a entrenar en aquellos momentos en los que el sofá se te ha enganchado en el cuerpo. O cuando la pereza o el cansancio no te dejan mover las piernas.

La verdad es que a veces da pereza, a veces cuesta, pero es como el ir a trabajar, no lo pienso, tengo que ir y voy. Yo planifico cada semana de entreno y cuando llega el momento voy sin pensarlo, sin excusas, sin pretextos, a veces da pereza pero cuando estoy haciendo deporte me olvido de todos los problemas cotidianos y soy francamente feliz; es como reproducir la cita (desconozco autor) que comparto con vosotros: Cuida tus pensamientos, se convertirán en palabras; cuida tus palabras que se convertirán en acciones; cuida tus acciones que se convertirán en hábitos; cuida tus hábitos, porque son tu vida; cuida tu vida porque tienes sólo una.

UDV: En cuanto a la alimentación ¿sigues alguna pauta, o tienes algún secreto para afrontar todos los entrenamientos y carreras?

Mi mejor aliada en la cocina es la thermomix y lo que me encanta es buscar y hacer recetas vegetarianas. Intento evitar los alimentos procesados por lo que mi alimentación se basa en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pasta, cereales huevos, queso y chocolate negro. Me he quitado las cervezas y el alcohol en general, así como las bebidas carbonatadas y azucaradas. Lo que suelo tomar antes de una carrera es un café con bebida de avena con miel y tostadas de pan integral con mantequilla de cacahuete que yo misma me hago. En carrera mis avituallamientos son de agua, plátanos y frutas desecadas y frutos secos. Algún gel que otro si necesito energía rápida porque me da un bajón, pero muy de vez en cuando. 

UDV: Si un/a veggierunner te pregunta un sitio (o varios) dónde ir a comer o a cenar en Mallorca, ¿a dónde lo enviarías?

Hay varios, de cada vez más, pero no hay gran tradición vegana ni vegetariana pero es cierto que anualmente van abriendo locales con opciones; contestando a tu pregunta sin duda Es Ginebró, restaurante del centro de la isla, está en un pueblo llamado Inca y es de los pioneros en la isla y todo, absolutamente todo lo que comes allí está sacado de un huerto familiar del dueño del restaurante, 100% natural.

UDV: ¿Cómo va el equipo de +Qtrail?

IMG-20171108-WA0020Ahora cumpliremos los dos años de vida; para quién no sepan quienes somos comentarle que es un equipo que surgió de las inquietudes de unas cuantas corredoras por montaña. Surgió la idea y montamos un club nuevo, un club mixto compuesto mayoritariamente por mujeres. Nuestro "ideario" o ejes estratégicos son varios: disfrutar de cualquier actividad física al aire libre por eso lo de + , no sólo hacemos montaña, hacemos bici, triatlones, carreras de orientación...; luchamos incansablemente por conseguir una igualdad, por razón de género, inexistente a día de hoy: hay pruebas con premios diferentes, pruebas con categorías diferentes, notas de prensa en las que sólo se habla de los ganadores y no de las ganadoras...y lo denunciamos a través de nuestro faceboock, a través de prensa, radio y dónde haga falta; por último es un equipo que pretende la inclusión de personas con discapacidad en el deporte.  El proyecto es seguido por cientos de personas, en el equipo somos una cincuentena de personas pero son muchos que nos siguen, apoyan y se identifican con nosotras/os. El mes que viene, por temas de salud, nuestra Presidenta dejará de serlo en la próxima asamblea general y me han propuesto que ocupe su rol así que seguramente pasaré de secretaria del club a presidenta de este club que también tiene sección de Triatlón y sección de Orientación.

UDV: Dinos cuál es tu sitio preferido de Mallorca. Aquel sitio donde te gusta ir para poner en orden las ideas.

No tengo un lugar preferido 100%, soy valenciana pero llevo 36 años viviendo en Mallorca y es un paraíso, todos sus rincones son especiales y maravillosos, aunque los lugares que más me gustan son las cimas de sus montañas. Cada vez que subo a montañas (en mallorquín se dice Puig) como el Teix, Galatzó, l'Ofre...pongo en orden todas mis ideas, pero no tengo un lugar especial ya que el conjunto de Mallorca es mágico, cualquier camino, cualquier sendero, cualquier montaña, cualquier entreno es especial y diferente a la vez.

UDV: Y para finalizar, últimamente te hemos visto en la Euráfrica 2017. ¿Tienes algún reto a la vista?

La Euráfrica era otro de los objetivos de este 2017, le precedieron la maratón del Meridiano en el Hierro, la Trail de Almanzora, Transilvania y una Trail en los Alpes italianos. Ahora nos queda la Caldelas Vegan Trail y las 3 Trails de Ibiza para cerrar año. Debo comentar que la experiencia de la Euráfrica fue súper: un kilómetro vertical en Gibraltar, una bonita carrera en los Alcornocales y una maratón por montaña en Chefchauen (Marruecos) fue una experiencia muy aconsejable. Además a nivel deportivo tuve la suerte de subir al pódium como segunda pareja mixta; es la segunda vez en mi recorrido deportivo que subo al pódium con Ramón por participar en la modalidad de parejas mixtas y eso me alegra. Después de muchos años, Ramón y yo, hemos aprendido a poder correr juntos, al principio era imposible, pero ahora ya corremos sin enfados, sin agobios, sin presiones, sin malos rollos y nos adaptamos sin problemas respetando y fluyendo con el otro,  por eso nos gusta correr las carreras juntos, yo soy mucho más diesel, más lenta pero de distancias más largas, Ramón - como casi no entrena o entrena menos- es de distancias inferiores a 25 km y es más rápido en esas distancia pero ahora nos complementamos bien ya que yo le "estiro" para atrás al principio y así llega bien al final de nuestras maratones de montaña. Antes salía a su ritmo y normalmente a partir del km 30/35 yo le adelantaba, ahora ya no pasa eso, vamos juntos y disfrutamos mucho de ir en pareja, al principio el va más despacito que su ritmo normal y yo un pelín más rápida y después todo fluye y acabamos los dos muy bien.

IMG-20171108-WA0018Además quiero comentar que desde hace una temporada, en todas nuestras carreras,  siempre salimos los últimos, siempre, y poco a poco nos colocamos en nuestro lugar, vamos de menos a más y al salir últimos nadie nos adelanta nunca, es una sensación divertida, no contamos cuantos han quedado delante, contamos a cuántos hemos adelantado y eso es divertido, a veces son 5, a veces 20, a veces 100, depende de la participación, de la distancia y de muchas cosas, pero es divertido. Contestando a tu pregunta como he dicho tenemos como reto inmediato la Caldelas Vegan Trail del 11 de noviembre y las 3 Trail de Ibiza del 1,2 y 3 de diciembre y de cara al 2018 varias ideas nos rondan la cabeza: Queremos participar en la Trail de Molieres (en 2017 hicieron la primera edición y nos parece atractiva), queremos participar en alguna carrera por etapas (tenemos unas cuantas miradas: 360 epic trail Menorca, Riaño , Sanabria...)  y también queremos participar en alguna carrera en Bulgaria , Croacia o Georgia pero todavía no tenemos decidido el país. Estos retos en cuanto a montaña, pero también queremos participar en un swinrun en Suiza o Suecia (será difícil pero lo estamos valorando) y en el espectacular Triathlon Half de Artiem Menorca junto a Carmen, una socia invidente del Club con la que este verano he participado (como guía) en travesías a nado, rutas cicloturísticas, carreras populares, triatlones, etc... Estos son mis sueños y como reza mi whatsapp: los retos no se sueñan, los retos se entrenan.

Muchas gracias por la entrevista, mucho vegan fuel para todos, mucha igualdad y hasta pronto; la U.D.V. es nuestro equipo de corazón pero para poder correr la liga balear de carreras por montaña debo estar federada en mi CCAA pero nunca dejaré de ser socia de este maravilloso club.

 ¡¡Gracias veggies runners!!

UDV: Pues ésta en nuestra Tere. Como esperábamos, hemos recibido un buen “chute” de energía. Seguro que habéis anotado muchas de las carreras de las que nos ha hablado para encajarlas en vuestras agendas.

Pues recordar, como dice Tere: “los retos no se sueñan, los retos se entrenan”

¿Y qué me decís del swing-run? Ya os veo la siguiente temporada dándole caña !!!

Salud Veggierunners !!!

 

Ultima actualización (Domingo 19 de Noviembre de 2017 18:52)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

7

 

ENTREVISTA A MANUEL ROLÁN

Hoy nos vamos a Galicia en concreto a la provincia de Ourense

En una remota aldea vive en una bonita Casa Rural llamada “Caserío da Castiñeira” un veggierunner enamorado de esa tierra.

Manuel Rolán, un personaje.

Si te dejas caer por allí, él te explicará dónde ir. Te dibujará un mapa con el que podrás descubrir ríos majestuosos, castaños milenarios, bosques de fábula y caminos inventados.

A él se debe la incomparable CastroCaldelas Vegan Trail, primera carrera vegana en el estado español, que ofrece desde andainas para iniciados hasta 6carreras de más de 40 kms que no dejan a nadie indiferente. Sudor, esfuerzo, dedicación, entrega, compromiso, son algunos de los adjetivos que se nos ocurren para describir lo que cuesta llevar a cabo tan gran evento, que busca con la tercera edición su consolidación.

A nivel veggie, la carrera ya es un referente. Todo lo que encuentras en sus avituallamientos es vegano. Desde la crema de cacao hasta la tortilla de patata. Desde “donuts” veganos hasta “no atún”. Desde…

Si eres veggie y corres, esta carrera tiene que estar en tu currículum!!!.

Pero, vamos a dejar que nos lo cuente Manuel

UDV: ¿Cómo se te ocurrió hacer una Vegan Trail en Ourense? 

Fue un proceso natural, cuando empecé a correr por esta maravilla de paisajes, 01pensé en que esto tenía que compartirlo, y en un momento de inconsciencia nos pusimos manos a la obra, lo del vegan era algo lógico, si nosotros somos veganos todo lo que hacemos ha de serlo también.

UDV: Explícanos qué se ha de tener en cuenta al hacer un evento de este tipo.

Esto es una locura, desde los permisos, seguridad, patrocinadores, los trazados, voluntarios, diseñar los avituallamientos y la comida final…

UDV: Nos consta que sin Carmen, Marcos, el voluntariado… esto no podría haber sido.

Marcos fue fundamental en la primera edición por la experiencia que aportó, en esta edición ya no está, y Carmen desde luego que es imprescindible, por una parte cubriendo mis ausencias de las semanas previas a la carrera, por otro lado convirtiendo en ‘experiencia gastronómica vegana’ los avituallamientos y todo el tema de logística e intendencia.
Hemos tenido gente que ha sido incondicional y que nos han apoyado como Oscar con los quads y motos, desbrozando y marcando, Roi, protección 4civil… imposible nombrar a todos.

UDV: ¿Por qué tanto esfuerzo para poner en marcha esta carrera? ¿Qué conseguís a cambio para que valga la pena?

Por un lado el hacer que personas de todas partes descubran los paisajes que te llenan, por otra que personas que no son veganas tengan una ‘experiencia vegana’ que vean que se puede comer rico y variado.

Y otra por ejemplo, que ya que salimos poco, conocer a veggierunners de todas las esquinas del mapa trayéndolos a casa.

UDV: En un territorio marcado por el sector ganadero, ¿cómo acogen una carrera que reivindica el veganismo? ¿Encontráis alguna dificultad para la organización y la difusión de la carrera? ¿Y en  la participación de corredores y corredoras locales?

Nosotros aquí somos los distintos, no podemos pretender cambiar de buenas a primeras una cultura de cientos de años, así que la estrategia es ir seduciendo y mostrar alternativas. No tenemos ni rechazo ni dificultades porque yo creo que se valora el que se hagan cosas que traigan gente.

Yo creo que de primeras estamos consiguiendo que en los restaurantes hayan alternativas veganas, que vayan surgiendo preguntas y que… después de ver veganos corriendo 50 kms no se pregunte si nos faltan proteínas.

UDV: La Vegan Trail siempre nos depara alguna sorpresa ¿Qué nos puedes adelantar de esta tercera edición? 

2En esta edición cambian los trazados casi en su totalidad, y nos movemos hacia el cañón del Sil así que vamos a tener unas vistas increíbles, este año creo que nos ha salido un trazado más equilibrado con zonas más corribles y bajadas más técnicas, y la distancia larga vuelve a los 42km, ya nos contaréis que os parece.

UDV: ¿Qué tiene esta zona de Ourense que “engancha” tanto?

Que te voy a decir, es una zona muy virgen con bosques de robles, abedules, castaños… con ecosistemas muy variados, desde el Sil a 250m de altitud, a cabeza de Manzaneda a 1850m de altitud. En solo 20km tenemos desde clima mediterráneo, a clima atlántico, y clima de montaña con sus correspondientes ecosistemas.

Paisajes de ribera, cascadas, aldeas y caminos centenarios, zonas tapizadas de musgo, los cañones del Sil con sus paredes verticales de roca, castillos y villas. Que te voy a contar!!

UDV: En lo personal y deportivo, tú más que un guepardo eres un jabalí. No hay terreno que te frene ni pueda contigo. Cuéntanos cuál es la carrera que más te ha marcado de todas las que has hecho.

Es difícil elegir, las que nunca olvidaré seguro fue mi primer trail, El desafío San Mamede, cerquita de casa, tenía tanto miedo que semanas antes de la carrera me hice el recorrido 3 veces para saber si podría terminarla, o un Trail do Castelo en Quiroga que nos pilló una nevada con ventisca en la cima en la que 5no se veían ni las cintas que estaban cubiertas de nieve, todo era blanco y las huellas de los de delante se las comía la nieve.

UDV: ¿Algún proyecto deportivo a la vista?

Pues me haría ilusión hacer los 105km de Santiago a Ourense por el camino de Santiago en solitario y autosuficiencia, pero ya se me están haciendo muy cortos los días así que me tocará esperar a la primavera.

UDV: A todo el mundo le preguntamos cómo se vive el tema veggie en su zona geográfica ¿Qué pasa en Ourense? ¿Restaurantes, tiendas…?

Pues está habiendo un despertar, cada vez hay más opciones y empieza a haber sección vegana en las cartas de restaurantes convencionales. Cuando dices que eres vegano ya saben que no significa que eres adorador de la estrella vega, aunque por si las moscas conviene recordar que los palitos de cangrejo y el atún no son veganos.

Tenemos hasta una repostera con tartas veganas en Allariz!!!, y la gente te pregunta con interés.

UDV: ¿Y cómo se vive en A Castiñeira? ¿Hay cocina vegana? ¿Cuál es tu plato favorito?

Ahora mismo tenemos la cocina abierta solo para actividades cerradas, ofrecemos solo desayunos, nos estamos centrando más en programas detox en la Castiñeira, con senderismo, masajes y yoga y estamos abriendo una escuela de cocina vegana y terapéutica en Ourense.

3Respecto a mi plato favorito… es que Carmen tiene una mano… ella no hace dos veces lo mismo pero desde una pizza vegana a una caldereta de seitán o berenjenas a la isla de Iscia, es que es para volverse loco y de postres prefiero no hablar que ya estoy salivando.

 

Pues sí, nosotres también estamos salivando. Todo esto es lo que nos ha contado Manuel, que ya está a full con los preparativos de la Castro Caldelas Vegan Trail de este año.

Es por eso que si no tienes plan para este mes de noviembre, ya sabes dónde ir. Y si tenías algún plan, ya tienes la excusa perfecta para cancelarlo e irte a la Castro Caldelas Vegan Trail.

Lo único que podemos añadir es que…

…NO TE ARREPENTIRÁS!!!

 

Ultima actualización (Domingo 15 de Octubre de 2017 15:42)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

 

ENTREVISTA A AURORA VELÁZQUEZ MERINO

Hoy hacemos una entrevista Aurora, nuestra veggierunner segoviana que no para nunca. Ya la habréis visto por las redes sociales: Cuando no está con los patines, está corriendo maratones por las montañas, por asfalto o por los caminos de Santiago, y cuando es temporada, haciendo algún canicross con Lucas, su amigo, un golden retriever... ¡¡también veggie!!

La llamo por teléfono para hacerle la entrevista y está patinando con Lucas y unos niños. ¡¡¡ Es que no para nunca !!!

Total, que vamos a hecer unas preguntas a esta veggierunner para saber más de sus secretos.

20170312 1346560 pequeñaUDV: ¿Qué deportes son los que más te gusta practicar? 

AURORA: Sin duda, el running el que más. Cuando corro, siento que se me despeja la mente y que mi cuerpo se llena de energía. Hace algunos años practiqué patinaje artístico sobre ruedas, pero ahora casi no lo hago nunca. En invierno me gusta patinar sobre hielo, es muy divertido. Del patinaje artístico pasé al patinaje en línea y en la actualidad entreno y compito en patinaje de velocidad.

UDV: ¿En el ámbito deportivo cuál es el reto que más te ha gustado conseguir? ¿Y el que más te ha costado?

A: Las dos preguntas tienen la misma respuesta: la Maratón de Barcelona. Fue el reto que más me ha costado porque el primer intento de correr una maratón se frustró por una lesión muy larga. No obstante, seguí realizando otros entrenamientos e intenté rehabilitarme, pero fue inútil. Desde entonces, llevé clavada esa espina, por lo que me puse de nuevo a la carga con Barcelona, pero volví a lesionarme. Afortunadamente, me recuperé a tiempo, aunque no pude entrenar como hubiera deseado. Pese a todo, logré terminarla encima del pódium, quedando primera mujer por la categoría de discapacidades visuales. Para mi, fue un gran esfuerzo y se hizo desear mucho, por ese motivo la recompensa fue tan satisfactoria.

UDV: ¿Y cuál es el reto que tienes entre ceja y ceja? 

A: Me encantan las carreras que implican resistencia y creo que se me daría bien correr alguna de larga distancia. Espero hacerlo en poco tiempo empezando por algún trail de 60km, pero soy consciente de que necesito prepararme antes muy bien físicamente. Además, sé que para mi va a ser difícil, sobre todo por mi reducido campo de visión, que me dificulta mucho orientarme. Va a ser un grandísimo reto.

IMG-20160823-WA0067 pequeñaUDV: Explícanos un poco cómo funciona eso del canicross ¿qué hace Lucas durante la carrera?

El canicross es un deporte que nos ha llegado hace muy poco de los países nórdicos, pero que está cobrando mucha fuerza en España. Se practica en parejas: el humano y el perro, donde este último, es quien tiene todo el protagonismo. Es un deporte de otoño e invierno, que es cuando hay una temperatura óptima para los perros. De hecho, si el día de una competición la temperatura no es la adecuada, los jueces pueden acortar la distancia o suspender la carrera. Hay diversas modalidades: puede realizarse a pie, en bici o en patín, con el material reglamentario: un arnés, una línea de tiro (cuerda semi-elástica de 1,5-2 metros de largo) y un cierre de apertura de emergencia. El perro es quien va delante siempre, obedeciendo a unas órdenes que debe conocer. El humano no puede sobrepasarle nunca ni obligarle a correr si este se para. Me parece un deporte precioso por el respeto hacia la figura animal, pues se antepone el perro al humano.

 

Lucas y yo comenzamos a hacerlo cuando le adopté, pues en ese momento estuve buscando fórmulas para crear lazos afectivos entre él y yo haciendo cosas juntos. Cuando llega la temporada, hacemos canicross como un juego entre él y yo, que es lo que él prefiere, aunque a veces también competimos.

UDV: ¿Cómo conociste a la UDV?

A: Conocí la UDV en la Media Maratón de Segovia. Me llamó la atención, según corría, la camiseta de unos compañeros que vinieron a participar y enseguida os busqué por Internet en las redes sociales para unirme a vosotros.

UDV: En cuanto al tema veggie en general, ¿por qué decidistes dejar de comer animales?

A: Siempre he tenido una manifiesta sensibilidad hacia los seres vivos y el sufrimiento animal. Desde joven, pensé que el hecho de diferenciar derechos básicos como la vida y la dignidad entre las especies de animales era especismo y me parecía algo horrible e injusto. Por eso, me comprometí a tratar de evitar sufrimientos innecesarios y tomé la decisión de llevar una alimentación vegetariana en cuanto me independizase. Y así lo hice.

 IMG-20161030-WA0017 pequeñaUDV: ¿Cómo se vive en Segovia con el restaurante Cándido y otros por el estilo? ¿Hay tiendas donde comprar productos vegetarianos/veganos, tienes restaurantes con opciones?

A: En Segovia, como en toda la zona central, es difícil ser vegetariano, pero no imposible. Hay tiendas especializadas en productos bio donde podemos encontrar alimentos vegetarianos ecológicos, entre otras cosas.  El turismo gastronómico tiene mucho peso en toda la provincia y en casi todos los restaurantes la oferta es similar. No existen restaurantes puramente vegetarianos, pero sí existen algunos donde se ofertan platos vegetarianos a base de tofu, seitán, tempeh, etc., y la cocina es fantástica. Recomiendo visitar la zona de la Judería donde podréis encontrar varios por el estilo.

UDV: ¿Cuáles son tus sitios favoritos en Segovia para hacer deporte?

A: En Segovia hay unos sitios fantásticos para hacer deporte, ¡somos unos privilegiados! Jeje. La ciudad es muy pequeña y casi no está industrializada, por lo que salir al campo es muy rápido y fácil, enseguida encontramos multitud de senderos por donde correr. El Ayuntamiento ha balizado unas cuantas rutas para practicar running en un proyecto llamado “re-corre Segovia”. Además, tenemos la Sierra de Guadarrama para practicar trail, MTB, senderismo, etc., y un calendario muy majo de carreras pedestres por la provincia.

UDV: ¿Y si tuvieras que elegir solamente uno?

A: Si tuviera que quedarme con uno, sería la Fuencisla, un parque enorme y precioso situado al norte de la ciudad.

UDV: ¿Qué platos sueles comer cuando haces entrenamientos fuertes?

A: No cambio mi alimentación antes de entrenamientos fuertes ni para competiciones, como lo mismo de siempre aumentando quizás la ingesta de alimentos más energéticos como arroz o pasta. Mi cuerpo es muy agradecido con la rutina.

20170226 120357 pequeña

UDV: Háblanos del Instituto Municipal Deporte Segovia (IMD Segovia), tu equipo deportivo.

A: El IMD Segovia somos un grupo de corredores del municipio que desde hace cuatro años nos juntamos para entrenar juntos y asistir a competiciones por la zona. Tenemos un entrenamiento semanal que está planificado cada temporada. Además, nuestro entrenador nos asesora individualmente para los retos personales que nos marquemos. Somos un grupo numeroso y entre nosotros hay muy buen rollo.

Pues bueno, hasta aquí el “interrogatorio” a Aurora. No queremos despedirnos sin felicitarle por ese pedazo de maratón que se marcó en Barcelona, con pódium incluido, y desearle un buen entreno en ese “ataque” a la ultradistancia en trail, que no tenemos ninguna duda que va a conseguir.

Por nuestra parte, nos hemos quedado con las ganas de hacer un poco de deporte por ese parque de Fuencisla por lo que, cuando nos acerquemos a Segovia, seguro que nos damos una vuelta por allí.

¡Ah! Y después a reponer fuerzas a la Judería, por supuesto.

Hasta pronto !!!

 

Ultima actualización (Sábado 23 de Septiembre de 2017 16:44)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

IMG-20170720-WA0013

 

Edu y Silvia son senderistas. De Valladolid.

Una vez les pregunté dónde solían entrenar en Valladolid y me dijeron que en Valladolid, Valladolid, no se puede entrenar montaña porque no hay desniveles significativos.

De todas formas, cada año se lían la manta a la cabeza y se pierden durante una temporada por aquellos lugares más allá de los 2000 metros sobre el nivel del mar, donde reina la naturaleza y no existen apenas signos de civilización, y por donde se mueven como pez en el agua.

Aprovechando que han “publicado” la aventura que hicieron el año pasado cruzando los Pirineos desde el Mediterráneo al Cantábrico “a pata”, con casi 900 kms de distancia y 40.000 metros de desnivel +, (pincha aquí para acceder a la publicación) hemos aprovechado para ver qué nos cuentan.

UDV: Hola Silvia, hola Edu. Buenos días ¿qué representa la montaña para vosotres?

Eduardo: ¡Buenos días! Para nosotros, la montaña significa, sobre todo, desconexión. El estado mental que alcanzas cuando llevas varios días andando con la mochila al hombro es una sensación muy especial; coloca tus prioridades en su sitio y le otorgas a las cosas la importancia que realmente tienen. La montaña significa desconexión de los problemas mundanos y conexión con nuestras necesidades y placeres más básicos. Cuando  te alegras porque sale el sol entre las nubes, te das cuenta de lo poco que te importa no tener un buen teléfono móvil. Hasta que vas a hacerle una foto a ese cielo tan bonito y te das cuenta de que tu móvil tiene una cámara birriosa, pero ese es otro tema.

UDV: ¿Y el Pirineo?

Silvia: Son unas montañas especiales. Es como volver a casa.

IMG-20170720-WA0015UDV: ¿Cómo llega a instalarse en la cabeza de alguien cruzarse los Pirineos andando?

Silvia: Yo tengo una guía de Prames para hacer el GR11 del año 1993. La compré con el sueño de poder recorrer la travesía completa en algún momento, del tirón… Y cuando se dieron las circunstancias favorables para hacerlo, porque nos podíamos permitir el tiempo, dinero y medios para completarlo, no lo dudamos. Tuvimos que hacer muchos cambios sobre esa guía inicial, claro, entre otras cosas porque hemos realizado la ruta sin tienda de campaña, buscando siempre pueblos, refugios guardados o albergues para dormir. En el 93, mi espalda me dejaba hacer cosas que ahora no me apetecen.

UDV: ¿Una anécdota divertida de esta aventura?

Eduardo: Cuando estábamos en el refugio de Malniu empezó a caer una tormenta descomunal de lluvia y granizo. Entró un tipo con su mochila, en pantalón corto, empapado hasta los huesos, sonriendo como si estuviera dando un paseo por el parque. “Buena tormenta te ha pillado”, le dijeron. “No es para tanto”, respondió él. “Yo soy irlandés”. Y así conocimos a Patrick, un tipo fuerte, simpático y mal hablado que nos cayó genial y que durmió en la tienda de campaña que traía porque “hacía buena noche”.

UDV: (Jajaja) Estos irlandeses…

¿Y algún momento en que pensarais “quién me mandaría a mí meterme en este fregao”?

Silvia: Momentos de “a ver si se acaba esto” muchos, pero ninguno en el que pensáramos “no tenía que estar aquí”. Esto, imagino, es como correr una carrera de montaña: En muchos momentos quieres que termine, pero no te arrepientes de estar corriendo.

UDV: ¡Buena comparación!

Lleváis una vida vegana, ¿cómo llegasteis a serlo?

Silvia: Hace algunos años recorrí la Senda de Camille por segunda vez, en esa ocasión yo sola, y en el refugio de Arlet me pusieron de cenar un cus-cus que estaba delicioso. Al volver a casa, me puse a buscar recetas y me topé con la web vegetariana.blogspot, donde leí un relato llamado “de uno en uno” que revolvió algo dentro de mí. Transmite la idea de que no importa si nuestro esfuerzo puede salvar la vida de todos los animales que sufren de forma innecesaria; pero sí cambia la vida de aquellos que salvamos. Para esos individuos, nuestro esfuerzo es importante. A partir de ahí, comencé a ver el mundo de otro modo y me resultó imposible apartar la mirada. Luego encontré el foro vegetariano y la UVE, y vi que podía llevarse una dieta (y una vida) vegana sin ningún problema, que no es nada traumático. Decidí dar el paso y Eduardo me siguió. Y desde entonces.

IMG-20170720-WA0014UDV: Durante la travesía por los Pirineos ¿cómo os organizasteis para las comidas? ¿Tuvisteis dificultades?

Eduardo: ¿Qué si tuvimos dificultades? ¿Cree en Dios el Papa? Tuvimos, tuvimos. Habíamos preguntado en todos los alojamientos que si tenían algún problema en darnos una cena vegana al hacer la reserva. “Preguntamos”, no “avisamos”, ojo. En todos nos dijeron que sin ningún problema. Pero, al llegar a ellos, en más de la mitad tuvimos que darles ideas a los cocineros porque no sabían qué prepararnos. Esto sucede sobre todo en los alojamientos de zonas turísticas; en los refugios de montaña o los hostales de pueblos menos masificados, suelen ser más profesionales y nos preparaban algo de legumbre o arroz. Pero en los sitios turísticos… Buf. Acabamos medio celiacos de tanto menú infantil, porque la mayoría recurrían a pasta blanca con tomate, cuando no a unas patatas fritas. Y odiamos la palabra “ensaladita”. Porque que te digan, después de una jornada de doce horas y tres comunicaciones previas, como nos pasó en Torla, que “quizá nos podrían preparar una ensaladita para cenar”, sienta como si te clavan un alfiler debajo de una uña, y te pone del mismo mal café.

UDV: Con vuestra experiencia en sobrevivir a las dificultades alimentarias en grandes travesías de montaña ¿Qué recomendáis a otras personas que estén pensando en calzarse unas botas y hacer una ruta montañera?

Silvia: Si van de refugio, que avisen antes de ir de si tienen algún tipo de intolerancia o si son vegetarianos, y que no se olviden de recordarlo nada más llegar… También recomendamos que se lo tomen con calma y sin preocuparse demasiado. Nosotros estuvimos 42 días de “fiesta” en total y no nos pasó nada. Durante el día nos apañábamos con bocadillos de ensalada o de lo que nos pudieran preparar, y el resto lo arreglábamos con barritas, frutos secos, fruta y las cenas. El tema de la proteína en general está sobreestimado.

UDV: Aparte de la Transpirenaica habéis hecho un montón de travesías. ¿Cuál recomendáis y por qué?

Silvia: Todas molan de algún modo y tienen algo especial. Carros, Estanys, Cavalls, la Porta, Siete Sellos, Golondrinas… Y eso sin salirnos de las rutas organizadas con refugios que se pueden encontrar y planificar con facilidad. Todas tienen un aquel, pero yo me quedo con la Senda de Camille, porque es muy variada y tienes paisajes de todo tipo, y con la Alta Ruta de los Perdidos, porque es impresionante. Y cualquier ruta que te puedas montar tú por tu cuenta, claro, porque lo bueno de Pirineos es que te permite planificar muchas rutas circulares de varios días recurriendo a refugios guardados.

IMG-20170720-WA0034UDV: ¿Qué proyectos quedan por hacer?

Eduardo: Yo quiero recorrer el Camino de Santiago francés del tirón. Silvia quiere hacer el GR10, que es como el GR11 pero por la vertiente francesa, simplificando un poco, y la HRP, la Alta Ruta Pirenaica, que es algo así como recorrer Pirineos muy por arriba. Por pedir que no quede.

UDV: Sois de Valladolid ¿Qué pasa con el “rollo” veggie por allí?

Eduardo: Tenemos muchas peñas taurinas. No, no son gente que se reúnen para beber Red Bull ni otras bebidas con taurina, no. Y en vez de actividades por los derechos de los animales, tenemos las “jornadas del lechazo”.  ¿Responde eso a tu pregunta? Pero en fin, cada vez hay más restaurantes que ofrecen alternativas vegetarianas y veganas, y eso está muy bien. También existen varios grupos muy activos en la defensa animal, pero nosotros nos relacionamos poco en general con todo el mundo y tenemos poco contacto. Silvia es un poco rancia, según dicen otros, yo no, eh. Yo soy mucho más majo, pero tengo poco tiempo y soy muy vago.

UDV: Bueno Silvia, yo no he dicho nada, eh.

¿Cómo encontrasteis a la UDV?

Eduardo: Nos apuntamos a algunas rutas de senderismo que se organizaban en el Foro Vegetariano, y conocimos a otras personas que no sólo eran también unos comelechugas, sino además unos deportistas excepcionales. Así que nos juntamos a ellos, a ver si se nos pegaba algo. Pero nada, que ni por esas.

UDV: Sabemos que os gusta la lectura. ¿Qué libro con temática montañera recomendaríais?.

Silvia: Bájame un estrella, de Miriam García, que es una preciosidad de libro. Pero las cinco estrellas se las lleva Tocando el Vacío, de Joe Simpson, no sólo por la sorprendente historia que cuenta, sino por esa sensación de “anhelo insatisfecho”, de vacío que conlleva el alpinismo, que siempre te empuja a ir más lejos, y lo que nos enseña sobre la capacidad del ser humano.

IMG-20170720-WA0033UDV: Y si tuvierais que  llevaros un libro a  la famosa isla desierta que van a parar todas las personas veganas alguna vez en su vida ¿cuál sería?

Eduardo: Eso es como preguntar si quieres más a papá o a mamá. Imagino que me llevaría un libro con muchas páginas con el que hacer fuego y señales de humo a los barcos que pasaran cerca, o también uno que se titulara “cómo sobrevivir en una isla desierta”. Porque servidor es vegano, pero práctico. Silvia se llevaría Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar (una escritora que tiene citas acerca del trato a los animales muy buenas, por cierto) y, en su defecto, se llevaría un lector de libros electrónicos con un cargador de placas solares. ¿Un único libro? ¡Qué aburrido!

UDV: Parece que la pregunta del libro en la isla desierta está un poco desfasada con los lectores de libros electrónicos, ¿no?

Y para acabar la entrevista, respondednos una pregunta que os gustaría que os hicieran y no hemos hecho.

No nos habéis preguntado que de dónde sacamos la proteína ¡Vamos, no hay entrevista a un vegeta en la que no se haga esa pregunta!

¡Tenía que salir la proteína! Pues nada, ya sabemos un poco más de esta pareja de destrozabotas que son Silvia y Edu. Solo un consejo: si un día los veis por el Pirineo, no tratéis de seguirles!!!

IMG-20170720-WA0035

 

 

Ultima actualización (Sábado 22 de Julio de 2017 19:17)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

Hoy tenemos con nosotros a una veggierunner km 0. No porque ese sea su kilometraje semanal, sino por sus cualidades: auténtica, de calidad y cercana. Diana Alonso fue la pionera de los veggierunners en Asturias, y desde allí se ha prestado a contestar algunas preguntas para la Unión Deportiva Vegetariana.

 

UDV: ¿Qué fue antes, la veggie o la runner?

D. Fui antes veggie que corredora. En realidad no empecé a practicar ningún tipo de deporte hasta los veintitantos, y al principio sólo de forma esporádica: alguna clase en el gimnasio, un poco de pesas… Descubrí el yoga hace siete años y eso me llevó a acercarme al vegetarianismo e informarme acerca de él. No fue hasta el 2012 cuando empecé a tomarme en serio esta locura de salir a correr.

La verdad es que mirando hacia atrás sí que he recorrido un largo camino desde la niña gordita a la que se le daba fatal cualquier disciplina que intentaba (sin mucho ahínco, todo hay que decirlo) hasta la adulta a la que le gusta probar cosas nuevas y sentir el cuerpo activo, fuerte y funcional. Como ha sido un proceso gradual no soy muy consciente de ello hasta que me paro a pensarlo. O hasta que el Facebook me recuerda las fotos de hace unos años y veo lo hecha polvo que estaba a mis veinte, jajaja.

UDV: ¿Qué esperabas de la UDV? ¿Por qué te afiliaste? ¿Cumplió esas expectativas?

D. Descubrí la página de Facebook de la UDV a través de Forovegetariano y me pareció que realizaban una labor fantástica: hacer llegar a quien quisiera enterarse que ser vegetariano no está reñido con correr y ser muy bueno en ello. ¿Qué más pruebas se necesita para demostrar que se trata de una alimentación sana y equilibrada que ver la carga de esfuerzo que llevan adelante determinados veggies sin que haya consecuencias negativas de ningún tipo?

Encontré un ambiente fantástico en el grupo y muchísimo apoyo cuando más lo necesitaba, esto es, cuando empezaba a correr y no sabía cómo hacerlo. La cuota es muy asequible y quise contribuir con mi granito de arena.

Está claro que a lo largo de los años la UDV cumplió mis expectativas y muchas más.

 

UDV: ¿Asfalto o monte?

D. ¡Ambos! ¿Por qué escoger? Quiero puntualizar que mi opinión la doy desde mi perspectiva de corredora con tiempos muy discretos, que acude a las carreras con ánimo de acabarlas y que nunca ha pisado un pódium y difícilmente lo hará. Así, en mi caso lo tengo claro: el asfalto es duro y exigente mentalmente; el monte es disfrute de los sentidos pero requiere un físico potente.

Durante la época en que corría con constancia y mejoraba mis tiempos disfruté mucho las carreras de asfalto. Ahí sólo estás tú y la carretera. Y el reloj. Pasan los km y los minutos y debes valorar en cada punto cómo te encuentras, si llevas el ritmo correcto, si aguantarás así hasta el final. Resulta muy gratificante y agotador mentalmente. En mi caso llegó un punto en el que me obsesioné con los tiempos y me frustraba no bajarlos. Fueron momentos durillos que sólo solucioné (en parte) aparcando el reloj y corriendo por sensaciones.

El monte es otra historia. He participado en diversos trails por Asturias y en el Caldelas Vegan Trail, en Galicia, el primer y único evento vegano de estas características de toda España. El hecho no ir pendiente del reloj y poder caminar cuando las cosas pintan demasiado “pindias” (cuestas) me permitió descargar de presiones la cabeza, por lo que disfruté de todas y cada una de las carreras de monte en las que participé. Por contrapartida, diría que en ellas fue cuando más cuenta me di de la mala forma que tengo: es muy frustrante llegar a una pendiente y que con sólo caminar la respiración esté agitadísima y las pulsaciones se disparen como locas. Es por eso que creo que hay que estar muy fuerte para hacer una carrera de monte y hacerla bien.

En resumen y bajo mi experiencia personal, diría que asfalto para poner a prueba la mente, monte para poner a prueba el cuerpo.

UDV: ¿Fesoria o tractor?

D. Mi vena patriótica te diría que fesoria, pero sólo de pensar en el trabajo que da moverla me entra un pereza infinita, así que va a ser que me quedo con el tractor…

Fuera bromas, realmente me siento identificada con el movimiento del “tractorismo running”, iniciado por Ángel “@Contadordekm”, en el que habla de sí mismo como de un corredor duro, fiable y lento. Yo no sé si soy muy dura, pero lenta un rato. También fiable, si nos fijamos en que jamás me he tenido que retirar de una carrera y en que no me he lesionado nunca hasta ahora (toco madera). Aquí os dejo su carta fundacional por si le queréis echar un vistazo:

https://contadordekm.com/2014/01/27/tractorismo-runner-carta-fundacional/

Ah por cierto, lo de que no me he lesionado nunca creo que es una combinación de tres cosas: la primera es que corro lento, la segunda es que soy muy reservona, así que nunca hago mucho el cabra, más bien al revés, sé que no doy todo lo que podría dar porque mi cabeza me frena antes. Y la tercera es que simplemente he tenido suerte.

UDV: ¿Competir o disfrutar?

D. Hay tiempo y ocasiones para todo. Desde que tuve mi pequeña crisis con el reloj y con los ritmos reajusté un poco mi visión de este mundo. Ahora sólo participo en carreras para disfrutar. Pero cuando mis circunstancias personales me permitan retomar los entrenos con constancia sé que voy a querer competir de nuevo y que me marcaré metas nuevas y tiempos concretos.

Entiendo que todo depende de los momentos y circunstancias por los que atraviesa uno. También considero que cambiar entre ambas perspectivas a temporadas puede ser sano para la cabeza y para el cuerpo.

UDV: Siempre dispuesta a aprender, ¿qué te enseña correr?

D. Correr es una enseñanza de vida.

Cuando empecé, mi meta era “aguantar” media hora seguida sin tener que parar a caminar, algo que veía imposible ya que me congestionaba y respiraba cual fumadora asmática a los 3 minutos de reloj de empezar a trotar.

Al poco tiempo pensé en tirar la toalla, pero una conversación con una buena amiga me hizo darme cuenta de que en realidad estaba huyendo: no se te da bien correr, pero ¿lo intentas con todas tus fuerzas? ¿Entrenas lo suficiente? Hay gente que consigue correr de una forma más o menos fácil y que progresa rápidamente. A mí me cuesta mucho, no tengo una habilidad innata para ello, pero si no lo lucho, si no soy constante, ¿cómo voy a mejorar? Así que me puse manos a la obra y realicé un trabajo mental para aprender a ser constante. Ahora mismo, y gracias a esos entrenamientos que me trabajé durante muchas horas (con sol, lloviendo, con heladas…) puedo decir que alcancé puntos que nunca habría imaginado. Y aunque sé que nunca llegaré a determinados niveles, mi forma física es infinitamente mejor que hace 15 años.

UDV: Es bien sabido que para ser veggierunner no hace falta correr, de hecho tú también eres veggieyogui y veggieboxer, ¿hay algo en común en estas disciplinas tan aparentemente alejadas?

D. Bueno, aquí debo decir que no practico las tres cosas a la vez, sino que va por temporadas, según el tiempo libre del que disponga y lo que me enganche en ese momento. Empecé practicando yoga, pero hace muchísimo que no hago rutinas ni asisto a clases, así que muy veggieyogui no se me puede considerar.

Por otro lado, sí que es cierto que yoga, boxeo y correr, a simple vista, no tienen mucho en común. Como hilo de unión entre ellas se podría decir que en las tres disciplinas debes ser muy consciente de tu cuerpo y de cómo se encuentra en cada momento: el control postural es fundamental para evitar lesiones y mejorar el rendimiento. Creo que la consciencia corporal y postural es lo que más me atrae de todas ellas.

Como resumen, puedo decir que correr me ha dado disciplina mental, el yoga calma y consciencia y el boxeo disfrute y descargas brutales de adrenalina.

UDV: ¿Es alguno de estos deportes especialmente difícil para una veggierunner?

D. Desde el punto de vista nutricional, absolutamente no. Planificando de forma adecuada la ingesta necesaria para cubrir la carga de deporte que se realice, no hay mayor diferencia entre un vegetariano y uno que no lo es.

En otros aspectos sí puede resultar complicado. Pienso ahora mismo en los guantes de boxeo, que prácticamente no se fabrican con tejidos sintéticos porque no soportan bien los golpes. Hay mucho camino que recorrer en determinados aspectos y hacen falta más voces demandando alternativas.

UDV: Carlos terminaba su entrevista recordando el libro de Scott Jurek que se tradujo al castellano como Correr, comer, vivir, ¿cómo están relacionadas para ti estas tres cosas?

D. Para mí las tres cosas están íntimamente relacionadas entre sí. Correr me hace sentir viva. Alimentarme sin que otros seres deban morir o sufrir por mi causa me hace sentir más viva aún.

Desde mi perspectiva de la vida entiendo que llevar una alimentación vegetariana se trata de una cuestión de justicia. Justicia con los miles, millones de animales que son masacrados a diario, con el planeta entero, al que agotamos sistemáticamente e incluso con el resto de seres humanos que están aquí.

Correr, comer, vivir, por supuesto. Pero todos.

UDV: Disfrutar corriendo y disfrutar comiendo, ¿por qué te gusta tanto fotografiar lo que comes?

D. Sé que mi costumbre es altamente irritante para muchas personas de mi entorno, pero hacer fotos de aquellas comidas que disfruto y subir reseñas y comentarios en las redes sociales forma parte de mí ser.

Me encanta cocinar, aunque ahora apenas tengo tiempo, y sigo a muchas personas que comparten sus creaciones. Me inspiran mucho para comer más variado, así que yo hago lo mismo.

Por otro lado, quiero mostrar que se puede comer sabroso, sano y vegetariano. Muchos de mis alumnos me siguen y me comentan cosas. Incluso he recibido algún mensaje privado de gente interesada en mi alimentación y que me pregunta cositas sobre cómo cocinar ciertos alimentos. Creo que es importante normalizar nuestra condición de vegetarianos y parte de ello pasa por mostrar que no sólo de lechuga vive el veggie.

UDV: ¿Por qué enganchan los veggierunners?

D. Lo que más destaco del grupo es el ambiente en general. Hay siempre una palabra de ánimo para el que empieza, para el que se lesiona, para el que está a punto de tirar la toalla. No se emiten juicios de valor, gente que tiene unas marcas increíbles y que hace cosas asombrosas se alegra de corazón cuando consigues acabar una carrera a ritmo de tortuga. Creo que todos entendemos que correr es un desafío eminentemente mental y que luchamos contra nuestros demonios (o huimos de ellos) cuando corremos. Y eso se merece todo el respeto del mundo.

UDV: ¿Cuándo conseguiremos en Asturias tantos socios de la UDV como en Zaragoza?

D. Con toda la penita de mi corazón tengo que decir que veo ese futuro muy improbable… ¡Nos falta un Carlicos en Asturias! Es una persona maravillosa que se mueve y agrupa a su alrededor a un montón de personas.

La verdad es que ser vegetariano en Asturias va resultando cada vez más sencillo pero aún es complicado. Estamos en una comunidad con una relación pelín anómala con la comida. Aquí todo, y digo todo, se celebra comiendo y bebiendo, es algo cultural. Se come mucho y muy mal: carnes rojas, quesos, lácteos. No hay cultura de la huerta. En zonas del mediterráneo puedes encontrarte aunque sea algún entrante o incluso primeros platos que son vegetarianos sin necesidad de adaptación. Aquí eso es impensable: hasta las ensaladas llevan productos animales.

En cuanto a deportistas, hay muchísimos en Asturias e incluso con unas marcas muy buenas no siendo profesionales. Pero los vegetarianos que yo conozco no suelen practicar deporte...

Así que nada, yo por mi parte seguiré publicando fotos de comida y carreras en mi Instagram (@diana_eat_and_run para el que quiera verlo, jajajajajaja), a ver si consigo una alienación masiva de asturianos carnívoros y sedentarios. Y seguiré luchando y esperando por un futuro mejor para todos los seres vivos que habitamos este planeta.

Ultima actualización (Lunes 05 de Diciembre de 2016 09:42)