Home
Lesiones

En este artículo pretendo contar mi experiencia con el tratamiento PRP (plasma rico en plaquetas) en una lesión de rodilla por si alguien se ve en esta situación. Cuando te lesionas estás perdido y toda información es poca.

 

Antecedentes:

Desde hacia unos años era corredor habitual y popular, medias maratones, algun maratón, 10k, corriendo regularmente durante todo el año y sin lesiones reseñables. Un bonito día de diciembre, jugando a baloncesto, me lesiono la rodilla con el siguiente resultado en la operación:

Paciente tratado de rotura de ligamento cruzado anterior y rotura parcial de menisco el 27/01/2010. En la intervención para la reconstrucción  del LCA se observa amplia úlcera de cartílago con el hueso al descubierto en el cóndilo femoral interno, se regularizan sus bordes.

Básicamente: la recuperación del LCA es costosa pero sin problemas para volver a correr, la úlcera en el cóndilo femoral interno (condromalacia de grado 4) es otro cantar. Recomendación absoluta del abandono de la práctica de correr.

 

Historia posterior:

Durante 2010 estoy centrado en la recuperación de la operación de LCA, es un proceso lento, ahora a diferencia de hace unos años se moviliza lo antes posible la rodilla, a los 4 o 5 meses ya practicaba bici de montaña por terreno llano, labor de gimnasio para fortalecer el cuádriceps de la pierna afectada, visita a fisioterapeuta para analizar la evolución.

De los tratamientos propuestos "cartílagos de tiburón" etc, descarté todos ya que, además de ser de tiburón, no está clara su eficacia, los cartílagos son tejidos con poco riego sanguíneo y su restitución vía oral es dudosa.

A los nueve meses, empiezo labor intensa de gimnasio y comienzo a trotar con mucho cuidado, no más de 20 minutos y a ritmo muy suave. No sentía dolor pero a la mínima molestia bajaba el ritmo o paraba, corría pocos días a la semana (2 o 3), seguía haciendo bici.

 

Tratamiento PRP:

Al año de la operación de LCA oigo hablar del tramamiento de plasma rico en plaquetas para favorecer la regenación del cartílago y conozco casualmente (el mundo es un pañuelo) a uno de los médicos que realiza estos tratamientos en la ciudad donde vivo. ( Clínica Phisiup )

Me decido llevar a cabo el tratamiento. ¿En qué consiste?: Vas un día a la clínica, te extraen sangre (no mucha, un poco más que para un análisis), preparan dicha sangre (esperas unos 20 minutos) y el resultado de la preparación te lo inyectan directamente en la rodilla afectada. Prácticamente no afecta a la movilidad, tienes un par de días la rodilla un poquito inflamada y a los 10-15 días puedes empezar la práctica deportiva moderada.

Este tratamiento se repite 2 o 3 veces en función de la evolución.

 

Resultados:

Tras este tratamiento empecé a intensificar un poco los entrenamientos, al principio notaba dolor al empezar a correr unos 10, 15 minutos a partir de allí el dolor iba desapareciendo. Con el paso de las semanas este dolor al inicio del entrenamiento remitió y lo que tenía era algún pinchazo molesto en la rodilla afectada al subir y bajar escaleras el día siguiente al entrenamiento, sobre todo se producía cuando había enlazado un par de días o tres seguidos.

Actualmente, y tras dos sesiones de tratamiento, el último hace 6 meses, estoy corriendo tres o cuatro días a la semana entre 30 y 45 km. Las sensaciones son buenas, no hay dolor durante los entrenamientos ni en los días posteriores, excepto algún día puntual que tengo alguna molestia leve. Soy cauto respecto al resultado, no quiero echar las campanas al vuelo, sé que la lesión es grave, pero si que estoy corriendo regularmente y en un mes correré (espero) mi primera media maratón después de casi dos años desde la lesión.

 

Quiero reseñar expresamente mi agradecimiento al doctor Lapuente de la clínica Phisiup que es quien me ha realizado el tratamiento PRP. Cuando estás enganchado a correr es duro dejarlo.

 

 

 

 

Ultima actualización (Martes 09 de Julio de 2013 17:49)