Home Crónicas Maraton del Aneto 2011
Banner
{jcomments on} MARATON ANETO 2011. Correr, Sufrir, Llegar.

 

Llegamos a Benasque el día antes de la prueba. Tenemos un apartamento reservado en Cerler para toda la semana. Por la tarde visitamos la zona de acreditaciones, la zona de salida y el fenomenal ambiente reinante en el pueblo. Solo veo gente con camisetas de carreras “extremas”, “ultras”, “trails”, “running” y unas pintas de buenos corredores que asustan. Mañana saldrán 1100 en alguna de las tres pruebas: A las 8h, 250 corredores en la Vuelta al Aneto de 96 km. A las 11h, otros 250 en las Dos Caras del Aneto de 62 km. Y a las 14h, 600 participantes en la Maratón del Aneto de 42 km. Mi primera carrera de montaña. ¡Fuerza para tod@s!.

Un paseíto por el monte y a preparar la mochila.

 

En el apartamento me preparo el material obligatorio que nos piden y que tendré que llevar en la mochila durante la carrera: cortavientos con capucha, mallas largas, frontal, pilas de recambio, luz roja trasera, silbato, navaja, comida con un mínimo de 1000 kcal y marcada con el número de dorsal (geles, frutos secos, pasas, etc.), sistema de hidratación con 1’5 lit. (Camelbag®), bidón de boca ancha, pastillas potabilizadoras, botiquín, manta de supervivencia, mapa, hoja de ruta, brújula, imperdibles, bolsa porta residuos, camiseta y calcetines de recambio, crema solar, vaselina y móvil. ¡Que no se me olvide nada, que se penaliza con tiempo extra!Además el equipo para correr: zapatillas Asics Trabuco®, calcetines, mini polainas, pantorrilleras, malla corta, camiseta interior técnica, mi Veggiseta, gorra, buff, gafas de sol y reloj. ¡Ufff!, creo que lo tengo todo.Ceno pronto, pasta, queso, fruta y a la cama a intentar dormir.Duermo mal y a las 6 ya estoy dando vueltas en la cama, me levanto y bajo a Benasque para animar a los que salen en la Vuelta al Aneto, un compañero que es una maquina la va a correr y me apetece darle ánimos.

 

A las 8:30, desayuno dos yogures, cereales, fruta y un te rojo con miel. Vuelvo a comprobar el material y a las 11 almuerzo un sándwich de queso con tomate. No aguanto más y le digo a mi familia que nos vamos a Benasque.Voy a la zona de acreditaciones y recojo el dorsal, la pulsera chip de control, etc. La gente está sonriente y ya se palpa la tensión en el ambiente. María José, mi mujer me dice que parecemos caballos antes de la salida, je, je.Empiezo a equiparme, cremas, vaselinas, etc. y me dirijo a la zona de salida para pasar el control de material obligatorio, la mochila pesa mas de 3 kilos, comprueban el contenido, todo OK y paso a la zona de salida. Estiramientos, fotos, besitos y ánimos de la familia. Quedan diez minutos y por megafonía nos dan las últimas recomendaciones, pronóstico del tiempo y para animarnos se escucha por los altavoces: Una piña en el fondo del mar, Bob Esponja…... Alucinante.

 

Cohete al aire y a correr

Los 600 inscritos en la maratón salíamos a las 2 de la tarde con un sol que pica un poquico pero que no llega a ser agobiante. La cosa empieza bien, chino-chano, poco a poco, corriendo sin mayores pretensiones que ir haciendo kilómetros. Mi objetivo es acabar la maratón y no voy a mirar el reloj. Nos encontramos con un chaval que esta tocando música en el camino, ¡Gracias!. Los primeros 7 km, hasta el primer control de paso en el camping de Senarta, en el cruce con Ballibierna, con 200 metros de desnivel positivo, me parecen fáciles. Mi familia me espera, los veo y siento sus aplausos y gritos. De aquí, al segundo control de Baños del Hospital, con 300 metros de desnivel positivo concentrados casi todos en el último kilómetro. Tramo donde ya empiezo a tener problemas para correr. Camino con pizarras, piedras, senderos estrechos, sinuosos. Llego al tercer control de Vado del Hospital donde también esta mi familia animando. En los Llanos del Hospital lleno el bidón con agua en el riachuelo para tener reservas para la Picada, sigo corriendo por los prados, algún puente de madera y tras pasar los Llanos, a 1810 mts. de altitud y con casi 700 mts. de desnivel positivo desde Benasque, tomamos la senda que nos va llevando al puerto de la Picada a 2477m de altitud.

 

Y aquí es donde empieza mi sufrimiento. Llegamos a la senda que sube zigzagueando al puerto de la Picada, y comienzo a subir y a sufrir, subir y sufrir,…….todo subida, subida, subida, cada vez más empinada y el suelo más pedregoso. La sensación es de no poder dar un paso más, mis piernas pesan, están a punto de saturarse y eso que solo llevo unos 500m de puerto. Empiezo a tener calambres en las piernas que dejan de responder y la cabeza empieza a decirme que abandone. Me tengo que parar a estirar, comer algo, tengo frio y me pongo el cortaviento. Veo a un corredor sentado ensimismado, le pregunto si esta bien y me dice: ¡Prefiero mirar el paisaje antes que las piedras!, levanto la cabeza y descubro la majestuosidad del Aneto y su escaso glaciar, y aun no lo había visto, ¡tremendo!. Esto no va, me cuesta mucho avanzar y además se que la cima es el km 21 y hay que volver por donde hemos venido, ¡Y aun no baja nadie de los que van delante! Me siento, bebo, me tomo un gel… y tiro para arriba. Alguien grita ¡Ya bajan!. Levanto la vista y empiezo a ver los primeros que bajan como cabras a una leche que asusta, ¡vaya maquinas! Pasan a tu lado y aun te animan, ¡que jodidos!. Después de dos horas de agonía subiendo, alcanzo la cima, donde espero ver a la familia, menos mal que no estaban, porque si no me bajo con ellos y abandono. Estiro, me siento, me quito la mochila, bebo, como, miro el reloj por primera vez, cuatro horas desde la salida, disfruto del paisaje, me voy entonando poco a poco y decido continuar los 21 km que me quedan. La bajada para mi tiene mucho peligro ya que no estoy acostumbrado y mis músculos no están para muchas alegrías, tengo calambres hasta en los brazos. Voy bajando con mucho cuidado, trotando incluso corriendo. Pocas caras sonrientes se ven subiendo así que les intento animar. Aunque el descenso sea duro y el siguiente control parece que no llega nunca, finalmente aparece en la distancia. Es el control de los Llanos y parece que me encuentro mejor.

Sigo haciendo kilómetros, hasta el control de Baños del Hospital, al pasarlo toca subir una cuestecilla, pienso que voy bien, y Ana me grita ¡Papa!, veo a mi familia, me paro y me acompañan unos metros, primero mi mujer, luego mi hija y después Diego, un amigo de mi hija. Me deja en la subida y sigo solo, vuelvo a pasar el maldito trozo pedregoso que machaca los pies y hace tambalear los tobillos, pero el paisaje es una maravilla, lástima que tenga que pasar más rato mirando al suelo para ver donde pongo los pies.

 

Sigo corriendo y hasta el final corriendo y andando. Pasando los últimos dos controles, con ganas de llegar a meta y conseguir el objetivo. Me he comido y me he bebido todo. Voy seco. En Senarta últimos ánimos de la familia y Diego me acompaña con media botella de agua y corriendo los últimos 7 km. ¡menos mal!. Veo las primeras luces de Benasque y necesito concentrarme mucho para no parar. El gaitero sigue tocando ¡subidón!

 

Entro en el pueblo, me coloco la luz roja de posición y…………. La llegada IMPRESIONANTE, la gente animando desde la entrada al pueblo hasta la plaza donde esta el arco de llegada y mi familia que una vez más hacen que me sienta especial, fuerte, querido.

 

He llegado a las 19h 40min, es decir 7 horas y 40 minutos después de darnos la salida.

 

Puesto 340 y el 14 en mi categoría. ¡Que mas da!. Me siento bien.

 

Correr, sufrir, llegar. Gracias por vuestro apoyo

 

Tiempos de paso Parcial Acumulado 
Benasque-Senarta42:04 42:04 
Senarta-Baños Benasque40:27 1:22:31 
Baños Benasque-Vado Hospital37:32 2:00:03 
Vado Hospital-Puerto La Picada1:58:33 3:58:36
Puerto La Picada-Vado Hospital1:18:165:16:52
Vado Hospital-Baños Benasque55:136:12:05
Baños Benasque-Senarta37:456:49:50
Senarta-Benasque50:56 7:40:46

 

 

Ultima actualización (Sábado 13 de Agosto de 2011 22:20)