Aprovecho el bajón runner de estas fechas vacacionales para dejar constancia de la actividad montañera de Divina y Ana. Fué Divina la que el año pasado se atrevió con el Moncayo y la que con su ejemplo nos dió una idea que no llegó a cuajar pero que ahora Ana recupera. Se trata de intentar elevar a lo más alto nuestras camisetas o por lo menos darles un aire montañero sin…