asó por estas fechas hace unos años, pero no muchos.

Un atardecer de un día caluroso para ser otoño, me puse los pantalones cortos y salí a correr. El recorrido era el de siempre, 2 kms de subida por una pista hasta un pueblo que se llama La Torre de Amargós y luego, sin dejar de subir, 4 kms más por asfalto hasta llegar a otro pueblo llamado…