Entrevista a Silvia Pérez

05/11/2018

Hoy nos vamos hasta Calafell…. allí nos encontramos con Silvia.

Silvia es una persona normal. Hasta que se pone las zapatillas para correr. En ese momento se transforma en animal de montaña o algo así. Impone la Ley Veggierunner en la carrera con ritmos infernales y desniveles imposibles. Y nadie se atreve a preguntarle de dónde saca las proteínas.

Pero no todo es correr. Y hoy vamos a saber más de ella haciéndole unas preguntillas.

Y recordad, si vais por el monte y veis a Silvia…haceos a un lado !!!

UDV: ¿Qué dicen tus padres cuando les dices que te vengan a ver a una carrera que hay cerca de casa y te ven llegar como primera clasificada?

Supongo que como todo padre o madre, muy orgullosos. Pero no por el hecho de llegar la primera, sino por verme participar, esforzarme y entregarme al máximo. Ellos son así. No “premian” el llegar antes que los demás, sino el esfuerzo y el superarse a uno mismo.

UDV: ¿Por qué te gusta correr?

Pues junto con la música, la cocina y alguna cosilla más, me hace desconectar de mi día a día, de lo que es el caos de la sociedad y el ruido del mundo. Aunque yo lo suelo llamar “conectar”, estar conmigo, presente, como una meditación. Son de esos momentos que me dedico y me regalo a mi misma.

UDV: ¿Cómo conociste a los Veggierunners?

Pues a través de Ezequiel Castillón y Jordi Serena. Coincidí con ellos en la carrera Cec-Collserola en diciembre del 2017. Me hablaron del club y vi claro que debía unirme a vosotros. Veo que es un gran club repartido por toda España. Como vegana te sientes en muchas ocasiones sola en este mundo del deporte. Encontrar a un grupo que tiene similar filosofía de vida, practica deporte como afición y disfruta de ello es todo un hallazgo para una… hay que unirse, hacer piña, y no sentirse sola.

Hacernos ver, mostrar que somos muchos y que ninguno está escaso de energía ni de “nutrientes” para hacer nuestro día a día, ni para practicar deporte, es esencial a mi parecer.

UDV: ¿Cuál es la carrera que nunca olvidarás y por qué?

Jamás olvidaré la Half de Vall de Ribes XS. Dos días, sábado 23km y domingo 25km con un total de 3300md+. Llevaba un esguince leve que me había hecho dos semanas antes. Estuve a punto de no participar. No sabía si podría terminar, no podía arriesgar, ni competir. Entonces cada paso, paisaje, momento que pasaba allí, sin tener que abandonar, lo valoraba como el más bello regalo que me podían hacer. Jamás he estado tan presente, ni me he emocionado ni llorado tanto en propia carrera por sentirme tan bendecida porque “alguien” me permitiese seguir ahí.

UDV: Corriendo eres una máquina, pero ¿haces algún otro deporte?

De máquina nada, ojala. Me considero muy normal. Simplemente me esfuerzo e intento dar lo mejor de mi. Unos días se me da mejor y otros es todo un desastre, jijijijij. Pero siempre intento darlo todo.

Pues algo de bici y nadar. También me gusta patinar, pero lo tengo un poco abandonado, la verdad. También me encanta bailar, ¿también se considera deporte? jijijiji

UDV: ¿Cuál es el próximo reto deportivo?

Pues siempre hay cosillas por ahí y nunca tengo la temporada cerrada. Probaré una temporada los km verticales, a ver cómo se me dan. Y los iré intercalando con medias de montaña.

Participaré en mi primera Maratón de asfalto, la de Valencia. En parte importante, porque la maratón de Tarragona, a una semana, tuve una rotura fibrilar, y no puede debutar.

Además, repetiré de nuevo en la Half de Vall de Ribes XS, a ver si esta vez puedo participar sin un esguince, jijijiji.

UDV: ¿Por qué te hiciste vegana? ¿Cómo fue esa evolución? ¿algún problema en esa transición?

Soy vegana desde septiembre del 2015. No fue un cambio radical, sino más bien algo progresivo que duró años. En mi, desde hacía tiempo, se iba fraguando una disconformidad y negativa a aquello que yo misma consumía para alimentarme. Primero por salud, y después poco a poco por consciencia desde el amor a todo ser vivo sintiente.

En julio de 2013 dejé de comer carne de animales terrestres y aves. En septiembre de 2014 tampoco de acuáticos. Y como he comentado al principio, en septiembre de 2015 dejé lácteos, huevos y miel.

Decidí dar el paso después de informarme, leer y formarme en lo que iba a ser mi nueva manera de vivir. Partiendo de la idea que cualquier “dieta”, sea cual sea, mal llevada puede ocasionar problemas de salud. Y desde la “creencia”, que alimentarse de ciertas formas, no es necesario. Todo ello, desde la aceptación que yo misma no he sido vegana toda la vida. 

Así que ahora llevo tres años siendo vegana. En el paso de comer tanta carne a solo peces noté un bajón de energía, me costaba hacer deporte. Y el paso de api-ovo-lacteo vegetariana a vegana tuve una inflamación del hígado que me hacía estar muy débil. Con el tiempo y leer al respecto, ambas pudieron ser debidas al proceso de desintoxicación que tiene el cuerpo de todo lo que había estado consumiendo hasta el momento. Sin embargo, un tiempo después me doy cuenta que tengo más fuerza y recupero más rápido que antes.

UDV: Estamos ante una cocinera ilustre, ¿Cómo van esos “Talleres de Cocina Vegana”?

Jajajajaja, en todo caso soy una cocinera frustrada. Muchos han sido y son los temas que me llaman la atención, y cocinar es uno de ellos.

Ya desde pequeña pillaba una receta, la cambiaba y me inventaba otra, jijijiji. Después, al hacerme vegana, ya no me servía ninguna, todas llevaban algún animalillo, así que empecé a interesarme por versiones adaptadas. Así, poco a poco fui teniendo recetillas.

Un día me pidieron que hiciese talleres de cocina vegana, y me pareció genial. Todo lo que sea hacer ver otras opciones mejores a personas que no son veganas, ayudar a derrumbar el mito que es una “dieta” cara, mostrar que es sencillo cocinar, jugar para obtener diferentes sabores incluso similares a los que llevan carne o derivados, pero sin serlo…

Mi objetivo es hacer todo lo que pueda por los animales, así que me esfuerzo en ello. Para mi, tanto la cocina, como el deporte forman parte de mi esfuerzo para intentar que el planeta sea un lugar mejor para todos. Tanto para los animales no humanos como para los animales humanos.

UDV: ¿Tomas algún suplemento habitual u ocasionalmente cuando entrenas? ¿Cambias la alimentación en los días previos a una competición?

Son varias cosas las que tengo un poco en cuenta, pero sin obsesionarme:

– Proteína vegana después del gimnasio o series.

– Mincartil (colágeno vegetal) para la espalda, tengo artrosis y en ocasiones me duele.

– También consumo agua de mar. Las isotónicas me las preparo con ella.

– Previa competición, simplemente no beber alcohol.

– Y en mi día a día, evitar el azúcar refinado y el gluten. O al menos la semana previa hasta una competición.

UDV: Y ya puestos a pedir ¿alguna receta fácil y rica para este verano?

Aquí, en mi blog, tengo algunas recetillas muy sencillas. Siempre intento que las recetas que hago sean rápidas, con pocos ingredientes, y saludables, sin gluten y sin azúcar. Pero alguna se me escapa y sí que llevan.

UDV: Si estamos en Calafell y tenemos que ir a comer ¿a dónde nos envías? ¿cómo está el tema vegano por esta zona?

En Calafell está difícil. No es una zona con muchas opciones donde elegir, pero me siento privilegiada porque, al menos, tenemos un vegetariano en el pueblo de al lado. En el Vendrell, La Tertúlia. El trato es muy cercano, y la comida un excelente. La cocinera siempre innovando y esforzándose para mejorar la carta. 

UDV: Seguimos en Calafell, dinos un sitio chulo, chulo para entrenar.

Soy afortunada por tener mar y montaña al lado de casa. Así que depende el día puedo elegir. Aquí no hay montañas altas, pero salir del asfalto es fácil. Y al menos, subir a la Talaia o al “Mazinger” es ruta obligada si queréis conocer un poco de por aquí.

UDV: Tu eres profe de música, ¿cuál es la canción que nos dará un subidón cuando entrenamos?

Ahora de pronto se me ocurren dos:

Hace no mucho descubrí “Pronto Terminará” de Amanda. No es que te de un ritmo marcado de zancada ni mucho menos, jijijiji. Pero sí que es cierto que cuando la escucho en momentos que mi mente está agotada y cree que ya no hay salida, ni nada de mi esfuerzo por ellos (los animales) vale la pena. Escucharla me sirve para que me enfoque de nuevo en aquello realmente importante. Es como si me energetizara. Y no se por qué, si luego me tocan unas series me salen divinas, jijijijiji.

Otro ejemplo que me gusta es “Hoy” de Zulú 9.30. Te ancla al presente y te hace esforzarte al máximo, porque el presente es lo único importante “Si persigues hoy tus sueños no hay por qué dudar. Tú eres, hoy todo lo que tú quieres”.

Muchas gracias por esta entrevista. Muy orgullosa de formar parte de este equipo. Orgullosa de todos vosotros y sumamente agradecida por acogerme y permitirme formar parte de esta energía tan positiva.

Déjanos tu comentario



Somos deportistas que practicamos y promovemos un estilo de vida compasivo.

Somos ciclistas, corredores, tiratletas, nadadores... que hemos comprendido que los animales son seres que sienten y padecen y no son nuestros para abusar o consumirlos.

logo-UDV-33a036